¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA GUERRA DE RUSIA-UCRANIA?

La escalada de las tensiones por la movilización de tropas rusas a la frontera con Ucrania prende las alarmas de EE. UU., Reino Unido, la Unión Europea y la OTAN y despierta temores sobre un retorno a la Guerra Fría. Mientras Occidente busca un frente común en el que se debate entre una respuesta militar y sanciones, Rusia impulsa su fortalecimiento como potencia.




El conflicto arrastra implicaciones históricas, geopolíticas y económicas que soplan aires de guerra más allá de sus fronteras.


Ucrania, el centro de la creciente tensión entre Rusia y Occidente. El enfrentamiento potencialmente más peligroso con Moscú desde la Guerra Fría amenaza con consecuencias a nivel global.


Desde la última escalada de 2014, Kiev y Moscú han estado técnicamente enfrentados, luego de que Vladimir Putin anexionara a su país la provincia de Crimea, en ese momento ucraniana. Si bien la presencia militar rusa en la zona limítrofe ha sido frecuente desde entonces, el aumento en los últimos meses de las tropas del Kremlin a lo largo de la frontera ha sido exponencial.


El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg ha indicado que se trata de “la mayor acumulación de tropas rusas” desde hace siete años.


Las alarmas se volvieron a prender el pasado diciembre cuando los uniformados de Moscú iniciaron ejercicios militares a gran escala en más de 30 campos de concentración en seis regiones diferentes, según denunció Kiev.


El Ministerio de Defensa ucraniano calculó que más de 114.000 soldados rusos fueron desplegados en las zonas limítrofes en el noreste, este y sur de Ucrania, incluidos alrededor de 92.000 soldados de infantería y fuerzas aéreas y marítimas.


El despliegue ha sido tal que distintos gobiernos de Occidente han alertado sobre una probable y próxima invasión de Rusia a Ucrania. Aunque el Gobierno de Putin niega esas intenciones, lanza advertencias frontales a la OTAN, Washington y Bruselas. ¿El último paso al frente? Las maniobras navales en el Océano Índico que anunció el jueves 20 de enero con Irán y China, fuertes adversarios de EE. UU., “para fortalecer la seguridad en la región”.


En el fondo Rusia ha dejado claro a Occidente que desista de la expansión hacia sus fronteras y se aleje de su antiguo aliado en la desaparecida Unión Soviética con el que comparte orígenes étnicos y culturales, pero sobre todo es un punto estratégico en el Mar Negro que no está dispuesto a perder.



0 visualizaciones0 comentarios