COVID EXPANDE SUS FRONTERAS

Nueve integrantes de la base argentina La Esperanza, en la Antártida, tuvieron que ser evacuados a Buenos Aires debido a un brote de Covid-19, aunque se encuentran sin síntomas, confirmó este jueves una fuente oficial.




En total, se contagiaron 24 de los 43 científicos y militares del campamento. De ellos, 15 se quedaron en la base y los evacuados son nueve que no estaban vacunados, debido a que se encontraban en la Antártida desde antes de que comenzara la campaña de inmunización en 2021.


"La situación está controlada y las demás bases argentinas están libres de Covid-19", dijo la Directora Nacional del Antártico -dependiente de la cancillería argentina-, Patricia Ortúzar.


La Base Esperanza, instalada en 1952 en el extremo noroeste de la Península Antártica, es una de las 13 argentinas -6 de ellas permanentes- en el continente helado.


Marambio, la base más grande y con aeropuerto, cambió de dotación en octubre y su personal está vacunado. En San Martín, Belgrano y Orcadas, aún no hubo recambio.


En invierno, Argentina mantiene más de 200 científicos, militares y asistentes en sus bases permanentes, que se duplican en verano.


El brote de Covid-19 en Esperanza comenzó el 12 de enero pasado, con un primer residente que padecía fiebre y dolor de cabeza, contagiado en el contacto con el personal entrante, estimó Ortúzar.


Para prevenir contagios en las bases antárticas, casi 300 científicos y militares fueron aislados y examinados desde diciembre en Buenos Aires a bordo del rompehielos Almirante Irízar, que los traslada en estos días a la Antártida.


Argentina afronta actualmente una fuerte ola de contagios, con más de 100 mil casos diarios. Desde marzo de 2020 este país sudamericano de 45 millones de habitantes suma más de 7,4 millones de infectados y supera las 118 mil muertes.


Los primeros casos de Covid-19 en la Antártida fueron reportados en diciembre de 2020 en la base militar chilena Bernardo O'Higgins Riquelme.



0 visualizaciones0 comentarios