CITIBANK NO SE ANDA CON JALADAS

Citigroup fue el primer banco importante de Wall Street en imponer un estricto mandato de vacunación COVID: o sus empleados reciben las dosis o enfrentan el despido. Con su fecha límite acercándose rápidamente, la empresa se está preparando para tomar acciones.




Los trabajadores de oficina que no cumplan la medida antes del 14 de enero recibirán una licencia sin goce de sueldo y su último día de empleo será a fin de mes, según un mensaje al personal que vio Bloomberg News.


Si bien algunos de los empleados serán elegibles para ciertos pagos de bonificación de fin de año, deberán firmar un acuerdo que establezca que no emprenderán acciones legales contra la empresa para recibir los fondos, según el mensaje.


“Puede solicitar otros puestos en Citi en el futuro, siempre que cumplan con la política de vacunación”, aclaró la compañía en un mensaje.


Más de 90 por ciento del personal estadounidense de Citigroup ha cumplido con la regla, que también permite que los empleados soliciten exenciones religiosas o médicas, según personas familiarizadas con el asunto, quienes pidieron no ser identificadas al discutir información privada.


Si bien ese número continúa aumentando rápidamente, la compañía ha tenido que navegar por las leyes locales cambiantes y se enfrenta a la reacción pública de un puñado de empleados, lo que refleja la división sobre las vacunas que se desarrolla en todo el país.


A medida que la variante ómicron ‘arruina’ los planes de regreso a la oficina de Estados Unidos y los requisitos de vacunas en el lugar de trabajo se debaten en los tribunales, vale la pena observar el esfuerzo de Citigroup de exigir vacunas a aproximadamente 70 mil empleados porque sus reglas son las más severas hasta ahora entre las principales compañías financieras, una industria que ha sido deseosos de traer trabajadores a sus edificios.



0 visualizaciones0 comentarios