CEREALES SE ENCARECEN POR GUERRA EN UCRANIA

La guerra en Ucrania ha golpeado a sus enormes exportaciones de trigo y otros cereales a medio mundo, contribuyendo a que los precios de los alimentos globales alcanzaran en marzo su máximo histórico desde 1990, según avisó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).


En concreto, el índice de los precios de los alimentos de este organismo con sede en Roma se situó en marzo en los 159.3 puntos, un 12.6 por ciento superior que en febrero, lo que representa “un salto gigante” a un nuevo pico máximo en la serie histórica, iniciada en 1990.


”Hace ya más de dos años que la pandemia impacta negativamente en nuestras vidas, nuestra salud y nuestras economías (...) la guerra en Ucrania ha empeorado las cosas”, lamentó el director general de la FAO, Qu Dongyu, abriendo el 169º periodo de sesiones del Consejo.


Dos gigantes exportadores enfrentados

El pasado 11 de marzo la FAO emitió un informe en el que preveía “importantes repercusiones para la seguridad alimentaria” global por las perturbaciones de la cadena de suministro agrícola de Ucrania y de Rusia, ambos colosos en la exportación de grano.


Para muestra, algunos datos: Rusia es el mayor exportador mundial de trigo y Ucrania el quinto, ambos proporcionan el 19 por ciento del suministro de cebada, el 14 por ciento del trigo y el 4 por ciento del maíz del mundo, representan más de un tercio de las exportaciones mundiales de cereales, y venden el 52 por ciento del aceite de girasol.


Por eso, la invasión perpetrada por el régimen del presidente ruso, Vladimir Putin, ha impactado en los precios internacionales, al alza en aceites vegetales, carnes, cereales, azúcar y productos lácteos.


El cereal ucraniano, daño colateral

En primer lugar, el índice de precios de los cereales se ubicó en marzo en un promedio de 170.1 puntos, un 17.1 por ciento más respecto al mes anterior, el mayor nivel de la serie histórica, favorecido por la invasión del gigante europeo.


El organismo especializado confirma una “repentina” subida de los precios mundiales del trigo y cereales secundarios, impulsada “en gran medida” por las perturbaciones relacionadas con el conflicto de las exportaciones de Ucrania y, “en menor medida”, de Rusia.


La “probable” pérdida de las exportaciones en la región del mar Negro agravó además la “ya escasa disponibilidad mundial de trigo”, favorecida también por la “preocupante” situación de los cultivos en Estados Unidos, lo que ha acabado encareciéndolo irremediablemente.


2 visualizaciones0 comentarios