¿Cómo proteger a una persona en silla de ruedas durante un sismo?

Hace unos días se vivió un nuevo sismo en México, por lo que te explicamos cómo protegerte de uno en caso de que estés en una silla de ruedas.


Vivir un sismo en México es un hecho relativamente frecuente por lo que debemos estar preparados para saber cómo actuar antes, durante y después de un terremoto.


Debido a la creciente cultura de prevención en nuestro país, es importante colocar el punto de enfoque en las personas con discapacidad y su situación particularmente vulnerable debido a la poca visibilidad que existe para su persona durante estas emergencias.


Por esta razón, es necesario garantizar el acceso de las personas con discapacidad a los planes de protección civil.


A continuación, te presentamos algunos consejos para ayudar a una persona en silla de ruedas antes, durante y después de un sismo:


ANTES


● Verificar, desde los comités y brigadas de protección civil, que los planes o protocolos que articulan acciones para garantizar la seguridad e integridad.


● Identificar a las personas con discapacidad, cuáles son sus características y necesidades, sus estructuras familiares y las redes de solidaridad con que cuentan.


● Verificar que la infraestructura resulte accesible para todos los tipos de discapacidad.


● Para la persona en silla de ruedas: Contar con una ficha personal con todos los datos de identificación y números telefónicos, así como cargar un silbato consigo.


● Practicar simulacros en el hogar, trabajo y comunidad de manera regular.


DURANTE


● Brindar apoyo y seguridad a la persona en silla de ruedas


● Ser conscientes de que, en ocasiones, la evacuación representa un riesgo mayor para la persona con discapacidad


● Apoyar a la persona en silla de ruedas para que se sitúe en la zona de seguridad y, una vez allí, activar los seguros o frenos


● Si no cuentas con apoyo, trata de ubicarte bajo una viga o al lado de una columna, frenar las ruedas y cubrirte la cabeza con las manos.


● En caso de estar solo/a, en cama y tener dificultad para moverse, cubrirse con cobijas y almohadas.


DESPUÉS


● Revisar la integridad física y emocional de las personas con discapacidad tras un temblor, respetando en todo momento su autonomía.


● En caso de quedar atrapado/a es importante mantener la calma y pedir ayuda en voz alta o con el silbato, si es posible comunicarse con familiares o marcar al 911.


● Colocar en el centro de la evacuación a la persona con discapacidad, lo que implica estar atenta a sus opiniones, la información que brinda sobre sus cuerpos y dispositivos de apoyo para la movilidad.


● Facilitar que las personas con discapacidad puedan entrar en contacto con sus familiares o con quienes ellas indiquen.

3 visualizaciones0 comentarios