BENJAMIN: EL RATONCITO ‘BUTTON’

La ciencia avanza y ha logrado, de momento, frenar el envejecimiento; ya que en el laboratorio del biólogo molecular David Sinclair en la Escuela de Medicina de Harvard, los ratones viejos están volviéndose jóvenes nuevamente.


Usando proteínas que pueden convertir una célula adulta en una célula madre, Sinclair y su equipo han restablecido las células envejecidas en ratones a versiones anteriores de sí mismos.


En el primer avance de su equipo, publicado a fines de 2020, los ratones viejos con mala vista y retinas dañadas pudieron volver a ver progresivamente, con una visión que a veces rivalizaba con la de sus crías.



1 visualización0 comentarios