AUTORRETRATO DE FRIDA KAHLO SE VENDE EN 34,9 MILLONES DE DÓLARES

El interés por la obra y la vida de la mexicana Frida Kahlo no han parado de crecer en los últimos años, lo que unido a la revalorización de las mujeres artistas del siglo XX y la cada vez mayor atención hacia el arte surrealista latinoamericano han ayudado a convertirla en la autora más cotizada de esa región.



"Es una combinación de factores, es como la tormenta perfecta" señalaba a Efe el pasado septiembre la directora de Arte Latinoamericano de Sotheby's, Anna di Stasi, cuando se anunció la próxima subasta del autorretrato de reducidas dimensiones "Diego y yo".


El empresario argentino Eduardo Constantini fue su comprador por 34,9 millones de dólares, una cantidad con la que precisamente Kahlo desbanca a Rivera, su marido, que era el latinoamericano más cotizado por la venta en Christie's en 2018 de "Los Rivales" por 9,7 millones de dólares.



La "tormenta perfecta" que señalaba Di Stasi tiene que ver al menos con dos tendencias que han venido a confluir en una Frida Kahlo ya reconocida y consagrada: una demanda cada vez mayor de arte moderno y contemporáneo latinoamericano y un gusto creciente del mercado por las obras de pintoras modernistas y surrealistas.


Se trataba además, como remarca en declaraciones a Efe la directora del departamento de arte de posguerra y contemporáneo en Christie's España, Beatriz Ordovas, una de las "poquísimas obras de esa calidad de Frida Kahlo que podían salir de México", donde la gran parte de la obra de la pintora está protegida aunque se encuentre en manos privadas.



1 visualización0 comentarios