ANCIANO DE 100 AÑOS VA A JUICIO EN ALEMANIA POR CRÍMENES EN HOLOCAUSTO

Josef Schutz un anciano de 100 años de Alemania y quien fuera guardia en campos de concentración optó por guardar silencio de los crímenes que se le acusan; es la persona de más edad juzgada por delitos relacionados con nazismo.



Un hombre que fue guardia de un campo de concentración en los años 40, se convirtió este jueves en la persona de más edad (100 años) juzgada por presuntos crímenes nazis, pero no se expresará ante el tribunal sobre sus acciones durante el régimen totalitario.


Josef Schutz, ex cabo primero de la división "Totenkopf" (cabeza de muerto) de las SS, es acusado de "complicidad en la muerte" de 3 mil 518 prisioneros en el campo de concentración de Sachsenhausen, cerca de Berlín, entre 1942 y 1945.


El juicio comenzó el jueves por la mañana en Brandenburg an der Havel, al este de Alemania, en presencia del acusado, que necesita un andador para caminar y comparece en libertad. El anciano escondió su rostro de la prensa con ayuda de una carpeta azul.


Su abogado, Stefan Waterkamp, explicó que su cliente "no se expresará" sobre los hechos que se le imputan.


El acusado respondió con voz clara al presidente del tribunal cuando le preguntó su nombre y situación personal. Dijo que vivía en la región de Brandeburgo, cercana a Berlín, que era viudo desde 1986 y explicó con orgullo que iba a "celebrar su 101º cumpleaños el 16 de noviembre".


La audiencia, la primera de 22, duró una hora debido a la avanzada edad del acusado, que se cansa fácilmente. La sesión se dedicó a leer una parte de las 134 páginas del acta de acusación por parte del fiscal, Cyrill Klement. Josef Schutz tenía 21 años cuando comenzaron los hechos que se juzgan.


Desde que fue abierto, en 1936, hasta su liberación por los soviéticos, el 22 de abril de 1945, por el campo de Sachsenhausen pasaron unos 200 mil prisioneros, principalmente opositores políticos, judíos y homosexuales.




4 visualizaciones0 comentarios