ANÁLISIS DEL CONTROL DE ARMAS EN EE.UU.

El tiroteo en la primaria de Uvalde, el más mortífero en casi una década, expuso la problemática de la violencia armada apenas diez días después de otro ataque masivo en Nueva York.


La de Uvalde fue la peor masacre en una escuela del país desde la registrada en diciembre de 2012 en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown (Connecticut), fueron asesinados a tiros 20 niños y seis mujeres.


Los padres de esos niños, suplicaron al Congreso que reforzara el control de armas, pero ni siquiera se aprobó.


El Congreso de la Unión Americana se niega a analizar una medida que apoyan el 90 % de los estadounidenses: un sistema de verificación de antecedentes.


Republicanos de la cámara alta como: Mitch McConnell, o el gobernador de Texas, Greg Abbott, consideran estas medidas ineficaces para detener el accionar de un "loco" solitario.


El argumento de la salud mental de los atacantes fue también utilizado por la poderosa Asociación Nacional del Rifle, que adjudican las matanzas a "criminales solitarios y trastornados".


Tanto la NRA como los republicanos creen que armar a los maestros o poner agentes armados en las escuelas solucionarán estos ataques.


Sin embargo, esta polémica medida -aplicada por decenas de colegios en Texas desde su aprobación estatal en 2013- no funcionó en la escuela primaria de Uvalde, donde ocurrió la matanza de esta semana.



1 visualización0 comentarios