31 AGO | DÍA DE LA OBSTETRICIA Y LA EMBARAZADA

El 31 de agosto se celebra el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada para honrar a la especialidad médica que se ocupa de acompañar y asistir a la mujer durante su embarazo, parto y puerperio.



Se eligió este día porque en el año 1240 falleció San Ramón Nonato, religioso mercedario español y patrono católico de las obstétricas, parturientas y embarazadas.


Esto se debe a que fue extraído del útero de su madre por cesárea después de que ella hubiera fallecido.​


El trabajo obstétrico es primordial, porque además de los controles para evaluar la salud y el desarrollo del embarazo, cumple un rol clave en la atención primaria de la salud, disminuyendo los índices de mortalidad materna y neonatal.


A la vez, posibilita una experiencia segura, en la cual cada embarazada cuenta con todos los cuidados necesarios para gozar plenamente de sus derechos y los de su bebé.


Entre las múltiples tareas, ofrece preparación integral para la maternidad con consejos y herramientas orientadas a un embarazo saludable e interviene en la atención del parto y posparto normales, como también del recién nacido normal.


Paralelamente, se ocupa de la atención de las mujeres en general, en cuanto a temas que apuntan al cuidado de la salud sexual y reproductiva.


De este modo, promueve la planificación familiar y la procreación responsable; orienta en cuanto al uso de los métodos anticonceptivos.


Concientiza e informa sobre la prevención de las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no planificados. Al tiempo que difunde los derechos sexuales de la población femenina, en todas las edades, entre otras acciones fundamentales.



0 visualizaciones0 comentarios